Salmorejo de remolacha con pulpo a la gallega

Los ingredientes necesarios para la siguiente receta , para 4 personas, son:

Para el salmorejo de remolacha:

-Medio kilo de remolacha cocida
-Un tomate grande y maduro
-Un diente de ajo
-Un trozo de pan (aproximadamente 50 gramos)
-Un buen aceite de oliva virgen extra
-Vinagre de Jerez
-Pimienta negra
-Sal

Para el pulpo a la gallega:

-Un kilo y medio de pulpo
-Cuatro patatas de un tamaño medio
-Una cebolla
-Aceite de oliva virgen extra
-Sal en escamas
-Pimentón dulce
-Hojas de laurel

Elaboración del salmorejo de remolacha:

El tomate se pela, se hace trozos y se tritura con una batidora de mano. A continuación, se añade el diente de ajo, la remolacha, un pizca de sal y el pan, se riega con el aceite y el vinagre, y se vuelve a triturar, hasta que queda suave cremoso.
Si le ha quedado demasiado líquido, añada más pan y repita el proceso de triturar. En caso contrario, en el que quede demasiado espeso, añada agua al gusto.

Elaboración del pulpo a la gallega:

Lo primero, y para obtener la textura más blanda (tierna) del pulpo, debe congelarlo o comprarlo directamente congelado. El día antes de cocinarlo, se saca del congelador y se introduce en el frigorífico, dentro de un bol grande (debido a que soltará mucha agua y es posible que se nos desborde). Cuando llegue la hora de cocinarlo, páselo por un chorro de agua fría unas cuantas veces, servirá para arrastrar las posibles impurezas que contenga la carne.
El siguiente paso es la cocción del pulpo, para ello pondrá a hervir agua en una olla. Cuando ésta rompa a hervir, procederá a “asustar” al pulpo, técnica que consiste en agarrar de la cabeza, meter y sacar 3 veces al pulpo del agua (es usada para evitar que la piel no se caiga durante la cocción). El siguiente paso es cocerlo durante 30-40 minutos a fuego medio, comprobando su dureza pinchándolo con un palillo.
Mientras se cuece el pulpo se puede ir cociendo en otra olla las patatas y la cebolla.
Cuando esté todo cocinado, se sirve en un plato (de madera, de ser posible) las patatas, la cebolla, y el pulpo por encima. Por último se añade un chorro de aceite de oliva, la sal, el pimentón y unas hojas de laurel. ¡Buen provecho!